viernes, 4 de septiembre de 2009

Lo mejor del anterior tema y uno nuevo: ¿Y si nuestro cliente no habla en la red?

Muy interesante el debate en LinkedIN, los comentarios al post del blog y la conversación que sobre el tema anterior (Los objetivos del Open Social Media Plan) tuve la oportunidad de mantener con @seniormanager en el evento de agosto de Entrepeneurs Network Barcelona.

De todos los conceptos e ideas que han surgido, me gustaría destacar algunos:

- Los objetivos no deben obedecer solamente a lo que desea (wish list) la dirección de la empresa, sino a las prioridades (priority list) del negocio

- Antes que definir los objetivos hemos de escuchar lo que se dice de la empresa en los social media. Escuchar a los clientes nos ayudará a identificar las prioridades del negocio

- Es de gran importancia ser honestos, ser uno mismo y no utilizar lenguaje "marketiniano"

- Debemos intentar dirigir las conversaciones hacia el objetivo deseado y elegir la estrategia que encaje con cada uno de los valores y la visión de la empresa

- Hay que centrase y decidir dónde (en que plataforma) hacer que (acciones). Escoger un objetivo, desarrollar una estrategia y seleccionar la plataforma más adecuada para llevarla a cabo.

- Los objetivos no tienen porque ser tan solo externos. Las herramientas de los social media también nos pueden servir para fomentar una cultura corporativa dinámica y participativa

- Los social media nos permiten conocer (escuchar) la opinión de los clientes sobre nuestra marca y las de nuestros competidores

Es precisamente este último punto el que nos sirve de enlace con el siguiente tema de discusión:

¿Y si los clientes objetivo NO hablan sobre sus proveedores en la red?

Los clientes objetivos de las empresas B2B son personas que tanto a nivel personal como profesional participan de la red, pero no suelen comentar las experiencias con sus proveedores. Si no hablan de nosotros, difícilmente podremos identificar cuales deberían ser nuestros objetivos más prioritarios.

Algunas cuestiones que surgen en relación con esta situación son y que espero podamos resolver entre todos son:

- ¿como podemos motivar/incentivar a que hablen de sus proveedores?

- ¿debemos "provocar" las conversaciones o poner los medios y esperar que surjan "espontáneamente"?

- ¿hemos de pensar en crear una red social? ¿cual debería ser el objeto de la misma?

Os agradezco de antemano vuestras contribuciones tanto aquí como en el grupo de LinkedIN.

2 comentarios:

Jaume Fortuny dijo...

Deja que remueva los cimientos de uno de los comentarios:

"- Debemos intentar dirigir las conversaciones hacia el objetivo deseado y elegir la estrategia que encaje con cada uno de los valores y la visión de la empresa"

Aunque más cerca del management que del marketing, mi reflexión va acerca de lo que un SMP puede hacer para redirigir el rumbo de una organización. Si escuchando a nuestros clientes vemos que nuestro objetivo o nuestra estrategia no encajan, ¿porqué no dejar fluir las conversaciones libremente?

Quizás así demos con la clave para hacer virar nuestra organización hacia aquello que pide el mercado. Y el SMP nos sirva para reorientar nuestro negocio hacia nuestro "océano azul".

.

kim ruiz dijo...

@Jaume

Por supuesto que sí. Las conversaciones de nuestros clientes nos pueden hacer ver que los objetivos que nos habíamos fijado no son los adecuados y debemos replantearlos teniendo en cuenta lo prioritario más que lo deseable (priority list vs wish list).

Ahora bien, una vez hemos definido cuales son los objetivos prioritarios, debemos "intentar" que las conversaciones nos ayuden a conseguirlos.

Gracias por tu aportación.

Compartir

Bookmark and Share